Seguidores

miércoles, 26 de octubre de 2011

Parque Nasional de Ordesa y el Valle de Vió

 
 

Un gran espacio natural con un alto valor cultural y paisajístico que nos sorprende en cada una de las estaciones del año. Hay que conservarlo ya que es de un alto valor cultural y natural, poco alterado por el ser humano, representativo por su flora y fauna y sus formaciones geomórficas. Por todas estas razones merece una atención y conservación preferente y se declara de interés especial para la Nación. El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido comprende los términos Municipales de Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Torla y Broto en la comarca de Sobrarbe. Tiene una extensión de 15.608 ha de Parque y 19.679 ha de Zona Periférica de Protección. Entre los elementos de mayor interés dentro del Parque hay que destacar que tiene el macizo calcáreo más alto de Europa, el Monte Perdido con 3.355 metros de altitud. A los pies de Monte Perdido se extienden los valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta, por los que discurren los ríos Arazas, Bello, Yaga y Cinca respectivamente. A lo largo de todo el Parque encontramos fenómenos kársticos como simas, cañones y grutas. Más de 50 especies de flora y fauna endémica habitan por estos valles dándole un colorido inigualable sobretodo en otoño, las cumbres aparecen de color gris y conforme vamos bajando surgen tonos pardo-rojizos culminando en praderas verdes. Las nieves cubren el Parque con un manto blanco, entonces aparecen los Glaciares, otro de los elementos de gran interés del Parque. En 1990 se declara el Glaciar de Monte Perdido como Monumento Natural de los Glaciares Pirenáicos. El Quebrantahuesos, el Alimoche, la Perdiz Nival, el Ruiseñor y todos los pobladores del Parque nos harán disfrutar de los sonidos de la naturaleza en estado puro.










































Publicar un comentario